miércoles, 28 de octubre de 2015

Un dia como hoy en la Kisstory Kiss editaba el álbum "Carnival of souls"

Kiss comenzó a componer los temas y grabar los demos entre mediados y finales de 1994. Para entonces, ya tenían títulos de canciones como Seduction Of The Innocen, Dead In Your Tracks, Childhood's End, Closed Doors, Welcome No One, I Confess, Sleep Until You Die, Carnival Of Souls, Blister, Vengeance Is Mine y I Can't Forgive What I Can't Forget. De estas canciones solo Seduction, Childhood's End y I Confess quedarían para la grabación definitiva del álbum. Las sesiones de grabación iniciaron en diciembre de 1995 y finalizaron en febrero de 1996. Durante las primeras sesiones Gene Simmons tuvo diferencias de concepto con Paul Stanley e hizo patente la idea de separar a la banda. En compensación Paul Stanley le dijo a Simmons que no participaría en sus canciones. De esta forma, Simmons acordó lo propio por esta razón Paul Stanley no figura en los temas Childhood's End, In My Head, Seduction of the Innocent y I Confess. Por su parte, Gene Simmons no está presente en las canciones Rain, I Will be There, Jungle, It Never Goes Away y In the Mirror. Es por esta razón que Bruce Kulick toca el bajo en los temas de Stanley y la guitarra rítmica en los temas de Simmons. La última canción, I Walk Alone, fue la primera y única actuación vocal de Kulick en un álbum de Kiss además de ser la única canción del álbum donde se encuentran juntos Paul Stanley y Gene Simmons limando las asperezas al final de esta grabación. Se especuló durante mucho tiempo que el disco originalmente llevaría el título de "Head" aunque también se dijo que no tendría ningún título. A pesar de que se planeaba su lanzamiento para mediados de 1996 la reunión de la formación original de Kiss freno la salida de Carnival Of Souls ya que tanto Mercury Records como Paul Stanley y Gene Simmons no quisieron comercializar un álbum que no fue grabado por la (en aquel entonces) actual formación de Kiss. Esto llevó a que un fan de Kiss sin identificar pagara una gran cantidad de dinero a un trabajador de la discográfica para que consiga una copia del álbum. El mismo entró al estudio y la robó para luego difundirla a espaldas de la banda y de Mercury Records convirtiendo así en el álbum más pirateado en toda la historia de Kiss, quienes se vieron obligados a contratar al FBI para encontrar al responsable, quien fue despedido una vez que se descubrió su identidad. Finalmente, Mercury Records tomó la decisión de publicar el álbum una vez concluido el Reunion Tour.