martes, 18 de junio de 2013

Crónica de la gran fiesta kissera: "Kiss Alive" y Kiss Army Argentina juntos en "Kiss Night"



Siempre sale algo bueno de una noche entre amigos. El encuentro es, en sí mismo, motivo de celebración y si la noche aporta el hecho de compartir una pasión común a todos, entonces el combo resulta perfecto. Eso mismo sucedió en la "Kiss Night" de Kiss Army Argentina en "Acatraz" el pasado sábado 15 de junio de 2013. Fue una reunión kissera imposible de olvidar. La previa generó muchas expectativas, las mismas expectativas que fueron superadas ante lo contundente del show que pudimos disfrutar. "Kiss Alive" coronó la noche con una actuación soberbia y fenomenal. Fue la frutilla de la torta para una fiesta inolvidable.
Las puertas de "Acatraz" se abrieron poco después de las 20:30 hs. y los kisseros y kisseras ingresaron al lugar en donde antes del show pudieron comprar algunas cosas en los diferentes puestos de venta. 

A las 21:30 hs. ya con la gente cómodamente sentada en las butacas de "Acatraz", la calma previa a la tormenta. La música con suspenso y el telón cerrado se encargaron de hacer subir las pulsaciones hasta que el anunciador al mejor estilo Kiss dio rienda suelta y luz verde para que "Kiss Alive" se apodere del escenario y literalmente lo destruya con una versión arrolladora de "Psycho circus" dando comienzo a un concierto que no fue uno más. La banda nos decía "bienvenidos al show" del mejor modo posible, con su rock poderoso, su look sin igual y su actitud profesionaal como pocas veces se ha visto en el medio local.
Sin pausa y sin respiro, llegaron los temas esperados y las perlitas. La banda desplegó un set inolvidable en el que se incluyeron además del set opener de "Psycho circus", "Deuce", "Take me" y "Calling Dr. Love". La noche continuó con una pregunta muy fácil de responder cuando Andy nos preguntó "Do you love me?" y luego la banda continuó su bombardeo kissero con canciones como "Two timer", "Room service", "Talk to me", "She", la inesperada y sorprendente versión de "Tossing and turning", continuando con "Tears are falling", "War machine", "Lick it up", "Let me go, rock and roll" y recién allí dar un (indeseado) respiro a los asistentes que aún no daban crédito a lo que habían visto y oído. Tras un corto impass, Niko regresó al escenario para repartir rosas y cantar la emotiva versión de "Beth" anticipando un final sensacional con los clásicos "Detroit, rock city" y la infaltable "Rock and roll all nite".

Y la gente siempre se merece más, aunque luego de ver a "Kiss Alive" cueste lograrlo. Entonces llegaron los esperados sorteos como para que la familia kissera, siempre presente (300 personas), se lleve algún recuerdo a casa. Pero "Kiss Alive" aún guardaba un as en la manga y fieles a su estilo de amigos de la casa, aún en medio del cansancio por semejante despliegue físico sobre el escenario, se tomaron el tiempo para saludar a todos quienes quisieran acercarse y de paso tomarse una fotografía. Richard, Andy, Matt y Niko, son así. Cercanos, amables, cordiales y (sobre todo) talentosos. Así es "Kiss Alive". Así fue la "Kiss Night".
Ya vendrán más noches kisseras como ésta. 
Gracias "Kiss Alive".

Crónica por Marcelo García
Kiss Army Argentina


"Kiss Alive" y su público en la "Kiss Night" de Kiss Army Argentina.