martes, 23 de agosto de 2011

Entrevista Exclusiva Con Lydia Criss: "Lloré De Emoción Cuando Kiss Me Hizo Escuchar Beth En El Estudio"

POCAS PERSONAS EN LA KISSTORIA PUEDEN HABLAR CON TANTA AUTORIDAD SOBRE ALGUNO DE LOS INTEGRANTES DE LA BANDA MAS CALIENTE DEL MUNDO, KISS, COMO LYDIA CRISS. HAN SIDO MUCHOS AÑOS AL LADO DE PETER CRISS, RECORRIENDO EL MUNDO EN LAS GIRAS, DOCUMENTANDO TODO A TRAVES DE LA LENTE DE SU CAMARA FOTOGRAFICA Y, COMO SI FUERA POCO, ATESORANDO HISTORIAS, ANECDOTAS Y VIVENCIAS QUE AHORA COMPARTE CON KISS ARMY ARGENTINA EN ESTA ENTREVISTA EXCLUSIVA. CON USTEDES, LYDIA CRISS.
Read this interview in English Version HERE.


Carta de Lydia Criss a Kiss Army Argentina. Agosto 2011.


Kiss Army Argentina: Lydia, en primer lugar, muchísimas gracias por concedernos esta entrevista, es un honor para nosotros.
Lydia Criss: El placer es mío.


Kiss Army Argentina: Bueno, ¿por dónde deberíamos comenzar…? Has recorrido un largo camino desde 1966 hasta ahora… casi toda una vida relacionada con KISS, de un modo u otro. Si bien tu libro “Sealed with a Kiss” [“Sellado con un Beso”] es la fuente ideal para hallar toda clase de información acerca del mundo KISS, algunas preguntas preferimos hacértelas directamente.
Lydia Criss: Okey.


Kiss Army Argentina: ¿Cómo conociste a Peter Criss?
Lydia Criss: Conocí a Peter en un club local llamado The Highway Lounge en Williamsburg, Brooklyn [Estados Unidos]. Karen, una amiga mía, estaba saliendo con Angelo, el bajista de la banda de Peter, Los Barracudas. Me habían invitado a ver a esa banda junto con Ronnie, primo de Karen. Era 3 de julio de 1966. Habíamos ido a la playa más temprano, y había hecho muchísimo calor ese día, casi 40°, y yo había terminado verdaderamente insolada, me sentía mal y no quería salir. Finalmente me convencieron, y esa noche conocí a Peter Criss.


Lydia Criss y Peter Criss: días felices y casamiento.

Kiss Army Argentina: Podría decirse que seguramente no existe otra persona que conozca a Peter tanto como tú. Cuéntanos por favor cómo era él en esos días, antes de ser famoso.
Lydia Criss: Peter era un tipo único. Obviamente, nunca había conocido a alguien como él. Era encantador, adorable, y le daba gran importancia a la familia, y además era generoso y divertido. Era todo lo que cualquier chica podría desear, excepto que no tenía dinero, aunque eso no me molestaba; yo era feliz con su modo de ser.


Kiss Army Argentina: ¿Qué hizo que te enamoraras de Peter?
Lydia Criss: Todas las cosas que acabo de mencionar.


Kiss Army Argentina: Tu libro está dividido en tres partes claramente diferenciadas: los días anteriores a KISS, la era KISS, y la era post-KISS. Imaginamos que debe haber habido un gran contraste entre la vida que viviste junto a Peter antes de KISS y lo que vivieron ambos entre 1974 y 1979. Cuando te casaste con él, las cosas eran más simples que cuando él se unió a KISS; ¿dirías que esta suposición es cierta?
Lydia Criss: Seguro. Antes de que KISS Alive recibiera el disco de oro, vivíamos en Brooklyn en un apartamento pequeño, con una sola habitación. Luego nos mudamos a la ciudad de Nueva York (Manhattan) a una casa de brownstone [tipo de arenisca rojiza muy popular como material de construcción para ciertos tipos de casas elegantes en Manhattan], con dos habitaciones, chimeneas y unos techos altísimos. Nuestras vidas no tenían pausa.


Kiss Army Argentina: ¿Cuáles fueron tus mejores momentos junto a Peter antes de que se formara KISS? ¿Cuáles son tus mejores recuerdos de aquellos días, antes de la creación de la Banda Más Caliente del Planeta?
Lydia Criss: Bueno, casarnos y formar nuestro primer hogar es un gran recuerdo. Nuestra luna de miel en España e Inglaterra fue maravillosa. Tener nuestro primer auto, nuestra primera mascota (Mateo, un gato), tener nuestra propia casa, para compartir con nuestra familia y nuestros amigos… La época en la que Peter grabó un álbum con Chelsea [banda musical], antes de KISS; también es un gran recuerdo.


Lydia Criss.

Kiss Army Argentina: Nos hemos enterado de que existen muchísimas fotos de presentaciones de Peter (de más de 500 shows, creo) que no han encontrado un espacio en tu libro. Sin dudas constituyen material realmente valioso e importante para cualquier fan y para ti. ¿Has logrado documentar en fotos todas las actividades musicales de Peter previas a KISS?
Lydia Criss: Desearía que fuera cierto. Sí tengo más fotos de la carrera de Peter antes de que se uniera a KISS, pero definitivamente, no de 500 shows. También tengo algunas grabaciones de sus presentaciones, incluyendo fechas, salarios, comisiones y nombres y miembros de las bandas.


Kiss Army Argentina: ¿Qué crees que hubiera hecho Peter en 1973 si no se hubiera unido al proyecto KISS?
Lydia Criss: Hubiera seguido buscando una nueva banda, y hubiera seguido tocando por el resto de su vida.


Kiss Army Argentina: ¿Recuerdas cómo fue todo el proceso que culminó con la incorporación de Peter a la banda, es decir, cómo contactó a Paul y a Gene, y cómo terminó siendo el baterista del grupo? ¿Qué te contaba él en relación con ese proceso y con los ensayos? ¿Estuviste presente en esos primeros ensayos como trío?
Lydia Criss: Bueno, Peter publicó un aviso en la revista Rolling Stone en el que buscaba una banda. Un domingo por la tarde, estábamos en casa empapelando, junto con sus padres, y sonó el teléfono; yo contesté, y resultó ser Gene, que buscaba a Peter. Le pasé el teléfono y conversaron por un rato. Creo que fue enseguida, al día siguiente, que Peter y yo nos dirigimos a Greenwich Village y conocimos a Paul y a Gene en los estudios de grabación Electric Lady, en la 8th Street. Peter tocó para ellos en una audición, y luego ellos fueron a verlo tocar en una de sus bandas, en un club local. En cuanto a los ensayos, tenían lugar en un loft en Manhattan, en la E. 23rd.street. Yo trabajaba en Manhattan, y me encontraba con Peter luego del trabajo; íbamos a los ensayos y luego nos íbamos juntos a casa. Estuve allí con ellos cuando eran sólo un trío y se llamaban Wicked Lester.


Kiss Army Argentina: ¿Qué opinabas del hecho de que Peter se hubiera unido a una banda como KISS? ¿Creías en la banda?
Lydia Criss: En ese entonces, KISS no era el grupo que conoces: no había maquillaje, no había trajes, y no estaba Ace. Yo siempre había creído en Peter, por lo que lógicamente también creía en la banda.


Kiss Army Argentina: Y llega 1974, y comienza una nueva historia… ¿Qué cosas cambiaron, para bien o para mal, en tu vida y en la de Peter debido a KISS?
Lydia Criss: En 1974, todo cambió, en general para bien. Había una compañía que los administraba, una discográfica y un grupo de gente tras ellos. Todo se hacía para ellos. Había nuevos equipos, nuevos trajes, un nuevo concepto para el show, limusinas, buenos salarios, muchos viajes, menos preocupaciones financieras, más libertad, y además la emoción del éxito y la fama. Lo único que se me ocurre que no era tan positivo es que con frecuencia pasábamos mucho tiempo separados, días, y hasta semanas. La soledad fue algo a lo que me tuvo que acostumbrar, ya que nunca había vivido sola antes.


Audición de Kiss en el estudio Le Tang. 1973.

Kiss Army Argentina: ¿Qué puedes contarnos sobre la audición de KISS en el estudio Le Tang, en Manhattan, el 28 de septiembre de 1973, en la que la banda buscaba asegurarse un contrato discográfico?
Lydia Criss: Bueno, KISS alquiló el estudio de baile e invitó a Bill Aucoin, quien ya los había visto tocar en el hotel Diplomat. Bill trajo a Neil Bogart, Sean Delaney, Larry Harris y a otras personas que yo no conocía. En ese entonces, Neil Bogart estaba dando sus primeros pasos con su compañía discográfica en California, Casablanca Records. Necesitaba contratar a algunos grupos, y Bill tenía la esperanza de que KISS sería el primero. Larry Harris, uno de los ejecutivos de Casablanca, era la mano derecha de Neil. Sean Delaney era el talento creativo y el vicepresidente de Rock Steady, que más tarde se convertiría en Aucoin Management. La banda tocó en una habitación muy pequeña, con sus grandes amplificadores, y por poco hace estallar los tímpanos de quienes estaban en el lugar. Tocaron demasiado fuerte, y yo creía que lo habían arruinado. Recuerdo que durante una de las canciones, Gene se bajó del escenario, se dirigió hacia Sean y tomó sus manos para hacerlo aplaudir. Creo que esa arrogancia de Gene fue lo que llamó la atención de Neil Bogart, y fue un elemento extra a favor de la banda. No estoy segura de cuántas canciones tocaron, pero todo fue bastante rápido.


Kiss Army Argentina: Luego comenzaron a sucederse uno tras otro varios eventos que llevaron a que KISS se transformara en la Banda Más Caliente del Planeta, con Peter en un rol protagónico junto a Paul, Gene y Ace…y tú, como musa inspiradora de uno de los himnos de KISS, “Beth”. ¿Qué puedes decirnos sobre esa canción? ¿Hay algo de verdad en la letra?
Lydia Criss: Bueno, originalmente, Beth había sido escrita por Peter y por Stan Penridge cuando ambos estaban en Chelsea. La canción trataba sobre Beckie, la esposa del guitarrista rítmico. Era una canción que tenían un dejo de maldad, con la letra que decía “Beck, oigo que me llamas, pero aún no vuelvo a casa” [“Beck, I hear you calling, and I’m not coming home right now”]. Ellos estaban recién casados, y ella llamaba al estudio con demasiada frecuencia, para preguntar cuándo volvería su esposo Michael a casa. En ese momento, no pasó nada con la canción, y más tarde, ya en KISS, Peter contó en la banda sobre esa canción, y acordaron grabarla, pero dijeron que no podían llamarla Beck, por Jeff Beck. Yo sugerí Beth, que era el nombre de la esposa de Neil Bogart en ese entonces. Se la mostraron a Bob Ezrin, s productor discográfico, cambiaron algunas partes de la letra, y así se grabó Beth. Luego me convocaron al estudio y me hicieron escucharla. Me sentaron en una banqueta, me dieron auriculares, y se pararon a mi alrededor mientras yo oía la canción. Cuando terminó me preguntaron qué opinaba; con lágrimas en los ojos, dije que la canción debería haberse llamado “Lydia”.


Kiss Army Argentina: Imaginamos que tu presencia en la ceremonia de los People’s Choice Awards de 1976, en la que se distinguió a la banda con un premio por “Beth”, debe haber sido un momento muy importante en tu vida. Por favor cuéntanos cómo te sentías ese día.
Lydia Criss: Era un manojo de nervios. Me enteré que iba a recibir el premio apenas 10 días antes de la ceremonia. Creo que perdí unos 5 kg. en esos diez días.


Kiss Army Argentina: ¿Qué otros momentos significativos nos puedes mencionar de tu vida junto a Peter y a KISS?
Lydia Criss: Desde ya, el show de KISS en el Madison Square Garden, y cuando fuimos a Japón en 1977 y 1978.


Lydia Criss y Peter Criss: llegada a Japón. 1977.

Kiss Army Argentina: En una ocasión dijiste que la época 1974-1979 fue “frenética, caótica, salvaje y grandiosa”; ¿podrías por favor explayarte un poco más sobre ese concepto, con alguna anécdota de ejemplo?
Lydia Criss: Bueno, siempre había algo en proceso. Para la banda, si no era viajar, era grabar, dar entrevistas, hacerse pruebas de vestuario, asistir a reuniones de negocios, ensayos o escribir nuevas canciones. Y entre medio, tratábamos de tener una vida familiar normal. Nunca había un momento de quietud. Así eran las cosas, y yo no hubiera podido hacer nada para cambiarlo.


Kiss Army Argentina: Con los años, parece que Peter también se transformó en una persona “frenética, caótica, salvaje y grandiosa”; ¿qué opinas al respecto?
Lydia Criss: A Peter le gustaban las fiestas. Adoraba las noches sin fin. Siempre había tenido problemas para conciliar el sueño, pero con la fama todo eso empeoró.


Kiss Army Argentina: Tu libro se transformó rápidamente en un elemento de colección indispensable para cualquier fan de KISS, debido a la calidad de la información que contiene y en especial, debido a las fotos inéditas. Es verdaderamente destacable que en ese entonces, cuando aún no habías comenzado a estudiar fotografía, pudieras documentar tantas cosas con tanto detalle…
Lydia Criss: Sí, siempre tomaba fotografías, pero con una cámara instantánea de Kodak de 20 dólares. En la Navidad previa a nuestra partida a Japón, Paul nos compró una cámara de 35 mm, que llevé al viaje, pero una vez allí, el promotor, llamado Udo, nos regaló a todos unas Nikon. Inmediatamente compramos las lentes y accesorios que necesitábamos para tener equipos completos.


Lydia Criss y una foto junto a Peter Criss.

Kiss Army Argentina: Luego de tu divorcio de Peter, en 1978, decidiste dar a la fotografía un papel fundamental en tu vida y comenzaste a estudiar y a mejorar hasta convertirte en profesional. ¿Fue la crisis con Peter el detonante de todo eso?
Lydia Criss: No. Apenas después de lo de Japón, comencé a tener un gran interés. Practiqué durante un tiempo, decidí comenzar a tomar clases luego de mi divorcio de Peter.


Kiss Army Argentina: Separarte de Peter debe haber sido muy difícil, por todos los años y las vivencias juntos. ¿Cómo te afectó ese momento tan duro?
Lydia Criss: Naturalmente, yo estaba devastada. Gracias a Dios, tenía a mi familia y a mis amigos, sin los que no hubiera podido salir adelante. Cuando te divorcias, pierdes no sólo a tu esposo, sino también a su familia, sus amigos y todas las personas relacionadas con él. En mi caso, perdí además el estilo de vida con grandes lujos, que ya no podía afrontar.


Kiss Army Argentina: Gracias al tiempo que pasaste con KISS mantuviste una buena relación con Ace y su esposa de entonces, Jeanette. ¿Qué ocurrió con esa relación luego de tu divorcio de Peter y de que él dejara la banda?
Lydia Criss: Jeanette y yo fuimos amigas durante un tiempo, hasta que la compañía que manejaba a la banda le dijo que dejara de hablarme. Mi amistad con ella y con Ace era intermitente en realidad; había épocas en las que era amiga sólo de Ace, y otras en las que era amiga sólo de Jeanette, y otras en las que era amiga de ambos.


Jeanette Frehley y Lydia Criss, ayer y hoy.

Kiss Army Argentina: ¿Recuerdas alguna anécdota memorable, o algún evento específico vivido junto a Paul o Gene, en aquellos días que estabas tan cerca de KISS?
Lydia Criss: Recuerdo que todos los muchachos eran muy divertidos. Siempre nos reíamos cuando estaba con ellos. Todos eran como hermanos para mí.


Kiss Army Argentina: ¿Cómo influyeron el éxito y la fama repentina en tu relación con Peter?
Lydia Criss: ¡Lee mi libro!


Kiss Army Argentina: Y luego vino la era post-KISS… Peter rápidamente inició una nueva vida junto a Debra. ¿Lograste mantener una relación amigable con él inmediatamente después del divorcio, o en realidad te tomó muchos años alcanzar ese punto? Porque parece que en la actualidad Peter y tú se llevan bien.
Lydia Criss: He hablado con Peter en muy pocas ocasiones luego de nuestro divorcio. Él me contacta sólo cuando necesita hacerlo. Y por cierto, no lo tengo en mi identificador de llamadas.


Peter Criss, Lydia Criss y Richie Fontana.

Kiss Army Argentina: Como dice el refrán “no hay mal que por bien no venga”: tu habilidad para la fotografía te trajo reconocimiento al punto de que muchos artistas y bandas comenzaron a requerir tus servicios en ese campo. Esto debe haber sido sin dudas una nueva vida para ti luego de la separación de Peter, ¿verdad?
Lydia Criss: Sí, he conocido a muchos artistas luego de mi separación de Peter, más que cuando estaba con él y con KISS. Realmente disfruto tomando fotografías en los shows, algo que Peter nunca quería que hiciera con KISS, debido al riesgo que implicaba que yo fuera parte de la audiencia. La fotografía es mi felicidad.


Kiss Army Argentina: Ha pasado el tiempo, y sin dudas te transformaste en alguien fundamental en la KISStoria: viviste grandes momentos junto a Peter, inspiraste una de las canciones más reconocibles de la banda, y pudiste documentar todo con fotografías. Durante la estadía de Peter en KISS, ¿eras ya consciente de la importancia de todos estos eventos?
Lydia Criss: En lo absoluto. Creo que ahora sí soy más consciente, gracias en parte a Facebook, de la importancia de KISS y de mi papel en la KISStoria. La cantidad de fans que saben sobre mí verdaderamente me impresiona.


Kiss Army Argentina: ¿Pensaste alguna vez (incluso luego de separarte de Peter) que tu presencia y tus ideas serían requeridas en entrevistas y en convenciones de KISS?
Lydia Criss: No.


Lydia Criss.

Kiss Army Argentina: Luego de tu divorcio, ¿mantuviste algún interés en las actividades de la bandas?
Lydia Criss: No realmente. Sí fui a fotografiarlos en Inglaterra, en el estadio de Wembley, y en el show en el Ritz, en Nueva York. También los vi durante el primer show de Eric Carr, en 1980, y más tarde en el último, en 1990, y nada más.


Kiss Army Argentina: Suponemos que Peter debe haber leído tu libro. ¿Te ha hecho saber su opinión? ¿Ha habido algo que no le gustara? ¿Le hiciste saber de antemano que editarías ese material?
Lydia Criss: No lo sé. No me ha hecho saber su opinión; y no, no le comenté nada.


Kiss Army Argentina: Volvamos al presente. ¿Mantienes en la actualidad algún contacto con Paul o Gene? Porque finalmente, tuviste un papel muy importante, fundamental de hecho, en los inicios de KISS…
Lydia Criss: No, no mantienen contacto conmigo.


Kiss Army Argentina: Siempre tuviste una buena relación con Ace; ¿cómo lo ves hoy? Porque afortunadamente, podemos decir que se ha mantenido sobrio desde hace ya un tiempo.
Lydia Criss: Ace actualmente está trabajando en un libro que se editará en noviembre. Hablo con él ocasionalmente; de hecho, hablamos la semana pasada. Se lo ve y oye muy bien.


Kiss Army Argentina: ¿Qué opinas del KISS de hoy? Considerando que estuviste en el comienzo, y que presenciaste la creación de los cuatro personajes, ¿te parece correcto que Tommy y Eric utilicen el maquillaje y los diseños de indumentaria que originalmente habían sido creados para Ace y para Peter, hace casi 40 años?
Lydia Criss: Realmente no tengo problema con eso. Como se dice… “el show debe continuar”.


Kiss Army Argentina: En 2010 Bill Aucoin falleció, lamentablemente. Sabemos que asististe a su funeral, y que te conmovió mucho ese hecho. Luego de que Bill y tú dejaran de trabajar con la banda, ¿mantuvieron el contacto?
Lydia Criss: Luego de mi divorcio, no supe mucho de nadie que tuviera que ver con la organización KISS. Luego de algunos años, retomé el contacto con Bill. Luego me casé, y como que nuevamente dejamos de vernos. Y en los últimos 11 o 12 años, retomamos el contacto; de hecho, se quedó en mi apartamento durante su último viaje a Nueva York antes de su muerte.


Kiss Army Argentina: En retrospectiva, ¿qué cosas cambiarías si pudieras, y cuáles dejarías tal cual ocurrieron?
Lydia Criss: Creo que no cambiaría nada, excepto que no debería haberme casado la segunda vez; fue una pérdida de tiempo.


Kiss Army Argentina: Por último, ¿podrías por favor dejar un mensaje para KISS Army Argentina?
Lydia Criss: Estuve en Argentina en 2005, justo antes de comenzar a trabajar en mi libro. Lamento no haber contactado a nadie de la KISS Army pero no sabía de su existencia. Me encantó su país, especialmente la gente. Espero poder visitarlos nuevamente, y esta vez se los haré saber previamente.


Kiss Army Argentina: Lydia, una vez más, muchas gracias por el tiempo que dedicaste a esta entrevista.
Lydia Criss: De nada, y ¡¡gracias!! por ser fans de KISS. 




Entrevista: Marcelo García y Diego Ferreyra para Kiss Army Argentina
Traducción: Mariana "MIA" Abello para Kiss Army Argentina
KISS ARMY ARGENTINA